¿Enfermos o ensuciados?

dietetica rosario

Allá por los años 70 el Dr. Jean Seignalet (doctor en medicina, investigador en química y biología, inmunólogo) demostró que la moderna alimentación es la principal responsable de las enfermedades contemporáneas: nuestras enzimas digestivas y nuestra mucosa intestinal no están adaptadas a las moléculas alimentarias que estamos ingiriendo.

En condiciones normales, el alimento es fisiológicamente procesado por una flora intestinal equilibrada, mediante una compleja serie de procesos enzimáticos. La delgada mucosa que reviste los intestinos opera como una barrera «inteligente» encargada de protegernos.
La mucosa intestinal deja pasar al flujo sanguíneo, solo aquellas micromoléculas, correctamente desdobladas y listas para poder ser utilizadas por el hígado. En tales circunstancias, las macromoléculas no digeridas siguen su curso y se evacuan como materia fecal.
Muy simple: El alimento nutre y no ensucia.

El problema comienza cuando los alimentos que ingerimos no están adaptados a nuestra fisiología. Entonces la digestión de la comida es insuficiente, la flora se desequilibra, se genera putrefacción, inflamación, enlentecimiento del bolo alimenticio y sobre todo, la mucosa intestinal se hace mas permeable. Este incremento de permeabilidad permite que gran cantidad de macromoléculas alimentarias, parasitarias y bacterianas, atraviesen fácilmente la delgada mucosa intestinal. De este modo, una avalancha de sustancias inconvenientes ingresa rápidamente al flujo sanguíneo, generándose graves problemas ulteriores, como el colapso hepático, la parasitosis y el «tilde» del sistema inmune.

En síntesis, este es el mecanismo simplificado del ensuciamiento que describiera el Dr. Seignalet. Por supuesto que hay gran cantidad de interacciones no lineales entre todos los factores involucrados, y a veces resulta muy difícil determinar la relación causa/efecto. Sin embargo, el organismo opera como un todo entrelazado y por lo tanto hay que abordarlo como un desorden único.

 

Fuente: Libro Alimentación Depurativa de Néstor Palmetti