Kéfir. ¿Qué es y para qué sirve?

El kéfir de agua, también existe de leche, es una bebida fermentada rica en bacterias y levaduras probióticas que mejoran la flora intestinal, auxilian en la inmunidad y mejoran el tránsito intestinal, ayudando a mantener la salud general del organismo, es una bebida fermentada que se prepara con cultivo de kefir.

El kéfir contiene una gran cantidad de compuestos bioactivos fruto de la actividad microbiana durante y tras el proceso de elaboración.

La bebida que obtenemos al final de la fermentación contiene microorganismos vivos.

 

Beneficio #1. El Kéfir de agua es un Probiótico

Como ya sabemos, un alimento probiótico es aquel que contiene microorganismos vivos y que cuando lo tomamos, estos microorganismos son capaces de llegar a nuestro intestino y allí ejercer sus funciones metabólicas beneficiosas.

Esta es una característica intrínseca del kéfir, siempre que tenga microorganismos vivos, puesto que son de los beneficiosos, es probiótico.

Para asegurarnos que las bacterias del kéfir llegan a nuestro sistema digestivo intactas es mejor tomarlo alejado de las comidas para que su paso por el agresivo ácido estomacal sea lo más rápido posible. Otra precaución que debemos tener es hacer uso del kéfir a diario, con una única dosis o con dosis esporádicas, va a ser más difícil que se establezcan de forma efectiva en nuestro intestino.

 

Beneficio #2. Rehidrata y aporta minerales. Kéfir como bebida isotónica

Las bebidas isotónicas son aquellas que tienen la capacidad de ser más hidratantes que el agua (además de otras características en su formulación).

El kéfir de agua cumple todos los requisitos de una buena bebida isotónica. Es importante que esté elaborado con agua mineral. A la composición en sales del agua de elaboración se sumarán los minerales que aporten en azúcar de caña, el limón y las frutas deshidratadas que se usen en la fermentación.

Por un lado liberarán estos minerales en la bebida pero por otro serán absorbidos por los microorganismos del kéfir y convertidos en formar moleculares más fácilmente asimilables para nosotros.

Además, como el kéfir sabe muy bien, invita a beber, y facilita la hidratación (muchas personas no se hidratan bien porqué no encuentran apetencia por beber agua).

 

Beneficio #3. El kéfir de agua es una bebida baja en calorías y azúcar

Parece un sinsentido que un producto que se elabora con una cantidad de azúcar (sacarosa) de 40-60 gramos/litro, no contenga azúcar ni casi calorías, pero es gracias a los microorganismos.

El azúcar que se introduce en el kéfir de agua antes de la fermentación servirá como alimento de las bacterias y levaduras del kéfir.

Primero irán rompiendo la sacarosa en moléculas de glucosa y fructosa, consumirán la glucosa y posteriormente la fructosa. Los azúcares que liberan en la bebida, las frutas que se ponen en el fermentador también serán usadas por el cultivo de kéfir como alimento.

Eso es propiamente la fermentación, el consumo de azúcares por parte de los microorganismos para producir otros compuestos. Si esperamos suficiente tiempo tras la fermentación el azúcar será 0, ya que será consumido hasta que se agoten las existencias.

Las calorías nunca serán 0 puesto que los propios microorganismos presentes en el kéfir, algo de carga calórica tienen, pero muy, muy baja. Pues sí, el kéfir es un refresco sin calorías, que es sabroso y que no lleva edulcorantes añadidos para suplir la falta de azúcar.

 

Beneficio #4. Mejora la flora intestinal. Alimento probiótico

La capacidad del kéfir de cambiar nuestra microbiota intestinal se debe mayoritariamente a dos causas:

El kéfir inhibe patógenos o especies no deseables que han crecido en demasía.

El número de bacterias en el intestino aumenta debido a la propia colonización del cultivo de kéfir.

Se ha visto que el consumo regular de kéfir ha ayudado a pacientes con trastornos gastrointestinales y úlceras estomacales y duodenales. Es uno de los grandes beneficios del kéfir de agua que debes tener en cuenta.

La mayoría de consumidores de kéfir y de otras bebidas fermentadas te podrán hablar de la mejora del tránsito intestinal y las deposiciones que experimentan al tomarlos.

 

Beneficio #5. Las bebidas de kéfir potencian el sistema inmunológico

El sistema inmunológico se ve potenciado de forma indirecta gracias a que mejora la digestión y el cuerpo debe destinar menos recursos a la misma, pudiendo centrarse en otras actividades “más importantes”, como tener a punto el sistema inmunológico.

Pero también tiene mucha importancia la acción directa de las moléculas que los microorganismos del kéfir liberan en la bebida. Cuando fermentan y una vez llegan a nuestro intestino, los cultivos microbianos liberan pequeñas cadenas de aminoácidos que son capaces de estimular el sistema inmunitario.

También estimulan la mucosa intestinal y lo que se conoce como inmunidad innata.

 

¿Cómo prepararlo?

El proceso de elaboración es sencillo, en un envase/fermentador de vidrio al que llenamos con agua (si es filtrada o mineral mejor) con una cuchara de plástico (nunca metal) se le añade azúcar, fruta deshidratada (o fresca) y limones frescos. A la mezcla se añade el cultivo de kéfir y este fermentará esos azúcares.

Tras un tiempo filtramos y obtenemos una bebida probiótica con interesantes características.