Mantén tu cerebro en forma con frutos secos a diario

Consumir un mínimo de 10 g de frutos secos diarios puede ser la clave para evitar el deterioro del cerebro en las personas mayores.

A las autoridades sanitarias chinas les preocupa cómo mejorar la salud mental de las personas mayores. Un deterioro prematuro puede suponer un problema enorme en un país que contará hacia 2050 con 330 millones de personas mayores de 65 años, 91 millones de ellas con más de 80 años. Será la población mundial más grande en estos dos grupos de edad.

 

Recomiendan un mínimo de 10 g diarios

Una investigación dirigida por la doctora Ming Li, que trabaja en la Universidad de Australia del Sur, ha hallado que «consumir un mínimo de 10 g diarios de frutos secos mejora la función cognitiva en un 60% en comparación con las personas que no lo hacen».

Esta mejora en la función cognitiva se traduce en un mejor estado de la memoria, rapidez de pensamiento y capacidad de razonamiento conceptual.

Por tanto, promover el consumo de frutos secos puede ser una medida muy eficaz para enfrentar con éxito el desafío del envejecimiento de la población.

Como dice la doctora Ming, «si se puede ayudar a las personas mayores a mantener durante el mayor tiempo posible su salud cognitiva y su independencia mediante un cambio en su alimentación, el esfuerzo habrá valido la pena”.

 

De 30 a 50 g diarios

El estudio australiano habla de un mínimo de 10 g diarios para obtener los beneficios señalados, pero la mayoría de estudios recomiendan alcanzar los 30 g y, en el caso de que se siga una dieta vegetariana o vegana, los 50 g, para beneficiarse de su alta proporción de proteínas y micronutrientes.

Un buen número de estudios asocian estas cantidades con más años de vida y menor incidencia de enfermedades crónicas. Por ejemplo, reducen el riesgo de sufrir síndrome metabólico, hipertensión arterial y colesterol alto. Algunas investigación también los relacionan con la prevención del cáncer.

El estudio, que ha sido publicado en The journal of nutrition, health & aging, se realizó con 4.822 personas adultas chinas de más de 55 años de edad cuyos hábitos alimentarios y estado de salud se ha seguido durante 22 años.

La composición nutricional de los frutos secos, ricos en grasas, proteína, fibra, minerales, vitaminas y compuestos antioxidantes se relaciona con efectos beneficiosos sobre la salud cardiovascular y cognitiva, afirma la doctora Ming.

Aunque se consideren en general beneficiosos para la salud, lo cierto es que existen diferencias significativas en la composición nutricional de los frutos secos. En general se considera que son preferibles aquellos con una proporción mayor de grasas monoinsaturadas y de la familia omega-3. Este es el caso de las nueces (por los omega-3), y de las avellanas, las almendras y las castañas (por las monoinsaturadas).

 

 

Fuente: cuerpomente.com