¿Qué es la mandioca?

que es la mandioca
Conocida también como yuca, tapioca, casava, casabe, guacamota o aipim. Sabés realmente ¿qué es la mandioca?. Seguramente la habrás escuchado muchas veces, ya que el almidón (o fécula) es el ingrediente principal del chipá. Es un tubérculo cuyo nombre científico es Manihot esculenta. Corresponde a la parte subterránea del arbusto de mandioca. Tiene sus orígenes en América, pero en la actualidad se cultiva en más de 80 países en los trópicos. Es un alimento importante en la dieta de los países tropicales. Está presente en la mayoría de las recetas tradicionales ya que se valora por su versatilidad y su calidad nutricional.  

¿Cuáles son las propiedades de la mandioca?

Es un alimento denso y almidonado, rico en carbohidratos. Contiene vitamina A y C, hierro, potasio y calcio. Comer mandioca contribuye a mantener altas las defensas y favorece la prevención de enfermedades infecciosas, alergias y otras afecciones.  

Beneficios de la mandioca

Aumenta la inmunidad

La mandioca contiene altas cantidades de vitamina C y antioxidantes, los cuales pueden beneficiar al sistema inmune y la salud en general. La vitamina C estimula la producción y la actividad de los glóbulos blancos, que combaten las infecciones y los virus. Los antioxidantes nos protegen de las mutaciones celulares y el daño de los radicales libres.  

Alivia el dolor de artritis

Los nativos americanos la han utilizado por largo tiempo para aliviar los síntomas de la artritis. Tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a calmar el dolor.  

Contribuye a mejorar la digestión

La mandioca es muy fácil de digerir y, al mismo tiempo, aporta fibra dietética. De acuerdo con una publicación en Journal of Food Science and Technology, la fibra dietética proveniente de los alimentos puede contribuir a acelerar el paso de los alimentos a través del sistema digestivo. Además, agrega volumen a las heces y previene problemas como el estreñimiento.  

Beneficios para la piel

La mandioca proporciona múltiples beneficios para la piel. Diversos estudios han demostrado que tiene propiedades fotoprotectoras, y puede proteger contra el daño solar mejor que algunos protectores comerciales. El extracto de mandioca, que a veces se agrega a lociones, jabones o champús, se puede usar para tratar una variedad de afecciones de la piel, que incluyen:
  • Caspa
  • Caída de cabello
  • Llagas y cortes
  • Esguinces
  • Enfermedades e infecciones de la piel
El ácido fólico que se encuentra en la mandioca puede ayudar a mejorar la salud general de la piel y los ojos. Las altas cantidades de vitamina C también ayudan en la producción de colágeno, la proteína principal de la piel.  

Ayuda al tratamiento de la diabetes

Si bien la mandioca es un alimento rico en carbohidratos, también puede servir para mejorar la salud de las personas con diabetes. Existe evidencia de que ayuda a regular el azúcar en la sangre. Un estudio de 2013 encontró que la mandioca regula las alteraciones metabólicas en ratas diabéticas. También se encontró que reduce moderadamente los niveles de glucosa. Si bien nunca se debe usar en lugar de la insulina u otros medicamentos recetados para la diabetes, sí que la podemos tomar para complementar el tratamiento de la diabetes. Siempre consultando a tu médico antes de comenzar cualquier tratamiento.  

Inhibe el estrés oxidativo

El estrés oxidativo (un tipo de desequilibrio en nuestras células) puede causar daños graves a nuestros cuerpos. Con el tiempo, contribuye a la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer, la insuficiencia cardíaca y las afecciones inflamatorias. Existe evidencia de que los compuestos en la mandioca, incluidos los antioxidantes, ayudan a proteger nuestro cuerpo del estrés oxidativo. Un estudio incluso encontró reducciones significativas en el daño por estrés oxidativo en ratones que recibieron suplementos de mandioca. Los investigadores encontraron que tenía un efecto protector contra la degeneración de múltiples órganos.  

¿Cómo se usa la mandioca?

De color entre blanca y amarilla, de sabor neutro aunque puede ser más dulce si escogemos una variedad más rica en fructosa. Se cocina en menos de 30 minutos y puede consumirse como tal hervido, al vapor, a la parrilla o al horno o bien, frito al igual que las papas. Es un tubérculo mucho más denso en almidón que la papa, así como también más sabroso. Otras preparaciones con mandioca pueden involucrar su almidón o fécula, tal como te comentamos al inicio en la preparación de chipá.   Seguínos en INSTAGRAM y FACEBOOK