Rutina de elongación matutina

Una rutina matutina de cuatro minutos de estiramiento puede prevenir problemas posturales, contracturas y dolores articulares. Aquí te compartimos 10 movimientos para practicar al despertar.

Si bien durante el sueño la musculatura se relaja, basta levantarse de la cama para que ésta se tense, debido a que el cuerpo ha estado en la misma posición durante horas, incluso toda la noche. Para revertir la rigidez de cuello, hombro, espalda y pecho es que se recomienda una rutina diaria de elongación de no menos de cuatro minutos, que previene de problemas posturales, contracturas y dolores articulares.

Antes de iniciar la sesión es bueno un breve calentamiento: basta con caminar por la casa y sacudir los brazos y piernas para que circule la sangre.

Además, el estiramiento (o stretching) matutino agiliza la circulación y oxigenación de la musculatura, y regenera el líquido sinovial (encargado de lubricar las articulaciones y ayudar a su movimiento), mejora la irrigación sanguínea al resto del cuerpo (incluyendo el cerebro y, por ende, estimulando los sentidos y ayudando a mantener la concentración) y genera endorfina. Durante la práctica se debe sentir una tensión moderada, pero nunca dolor, que puede ser sinónimo de lesión. La respiración tiene que ser lenta, relajada, rítmica y controlada.

1. 15 segundos a cada lado.

2. 20 segundos.

3. 10 segundos.

4. 10 segundos a cada lado.

5. 20 segundos.

6. 15 segundos cada brazo.

 

7. 15 segundos cada brazo.

8. 20 segundos.

9. 30 segundos.

10. 15 segundos a cada lado.

 

 

Fuente: paula.cl