Todo lo que necesitás saber sobre Diabetes

Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

Mi nombre es Victoria Arango, soy Licenciada en Nutrición. Me dedico a Celiaquía, Diabetes y Alergias Alimentarias. En esta oportunidad quiero hablarles sobre Diabetes.

Se define a la Diabetes como una alteración metabólica caracterizada por mayor o menor capacidad del organismo de utilizar la glucosa (azúcar en sangre). Se produce por un desequilibrio endócrino por defecto en la secreción o en la acción de la insulina. La insulina es una hormona que produce nuestro páncreas con el objetivo de disminuir la glucemia a través de la utilización del azúcar en las diferentes células del organismo. La insulina es la llave que le abre la puerta a la glucosa para que ingrese a nuestras células.

Nuestro cuerpo obtiene energía a través de los alimentos que consumimos, transformándolos en glucosa. El Sistema Circulatorio distribuye esta glucosa a todos los órganos para utilizarla como combustible. La insulina es necesaria para que la glucosa ingrese a las células y pueda ser utilizada como energía. Cuando falla esta puerta de ingreso (insulina) la glucosa se acumula en sangre generando una hiperglucemia lo cual hace que nuestro páncreas produzca más insulina (hiperinsulinemia), lo cual deriva, entre otras cosas, a un agotamiento más rápido del páncreas o a la eliminación de glucosa a través de la orina dañando los riñones (glucosuria) o a una insulino resistencia (disminuye la capacidad de los tejidos de captar la glucosa).

Es una enfermedad con un componente genético, pero los factores más predisponentes son los ambientales tales como obesidad, sedentarismo, mala alimentación, presión alta, alteraciones de los lípidos en sangre como colesterol o triglicéridos (Dislipidemia), mujeres con ovario poliquístico.

Los síntomas clásicos son orinar mucho, tomar mucha agua, apetito, pérdida de peso, cansancio, pérdida de glucosa en orina (glucosuria), deshidratación.

Existen distintos tipos de Diabetes:
-Diabetes Tipo I: se produce por la destrucción de las Células Beta, son las células del páncreas productoras de insulina. Necesitan sí o sí colocarse insulina exógena. Las células se destruyen por una patología autoinmune o por origen desconocido.

-Diabetes Tipo II: es una combinación de Resistencia a la Insulina y una disminución de la producción de insulina (insulino deficiencia). Se manifiesta primero como un aumento, mayor al habitual, de la glucemia luego de comer, causado por la insulino resistencia; seguido por el aumento de la glucemia en ayunas.

-Diabetes Gestacional: es una alteración que puede afectar aproximadamente al 5% de las mujeres embarazadas. En el segundo trimestre se realiza la prueba de tolerancia oral a la glucosa, se extrae sangre en ayunas, luego la persona realiza una ingesta de glucosa diluida en un té o en un vaso de agua y pasadas las dos horas se vuelve a hacer una extracción. Por lo general este tipo de diabetes revierte pasado el embarazo.

-Diabetes MODY (“Diabetes de Inicio o de la juventud”): en este tipo de diabetes existe un defecto genético que origina una disminución de la producción de insulina; se detecta por lo general en niños, adolescentes y jóvenes antes de los 25 años. Cuando se detecta a edades tempranas el tratamiento, por lo general, al principio no incluye insulina.

-Diabetes LADA: es un tipo de diabetes autoinmune latente en el adulto. Afecta a personas mayores de 30 años, muchos terminan requiriendo insulina.

Previa la declaración de Diabetes existen signos de alarma:
Glucemia en ayuno alterada: ante una falta de ingesta por más de 8 horas, se encuentran valores en sangre de 100-126 mg/dl de glucosa.
Intolerancia a la glucosa: se confirma este diagnóstico con glucemias dos horas posteriores a la ingesta medidos por la prueba de tolerancia oral a la glucosa (la misma que se les realiza a mujeres embarazadas), obteniendo valores entre 140 – 200mgr/dl de glucosa en sangre.

El tratamiento de la Diabetes tiene varios pilares:

-Farmacoterapia
-Educación Nutricional
-Actividad Física.
-Psicoterapia.

Siempre se debe recurrir a un Médico Diabetólogo y a un Nutricionista especializado para trabajar aspectos fundamentales, por ejemplo, si la persona utiliza insulina o sólo medicación oral, la alimentación va a estar ajustada a ello. También la alimentación se ajusta a los gustos y hábitos del paciente, siempre fomentando hábitos alimentarios saludables que contribuyan a disminuir la glucemia, disminuir episodios de hiperglucemias (azúcar alta en sangre) y episodios de hipoglucemia (azúcar baja en sangre), y, sobre todo, a disminuir las posibilidades de eventos crónicos como problemas renales, cardíacos, circulatorio, de miembros inferiores, oculares.
Siempre que la persona planifica una actividad física debe ser acompañado por su Diabetólogo y Nutricionista para ajustar la dosis de insulina y su alimentación, y así evitar episodios de hipoglucemias.

Existen en el mercado varios tipos de medicaciones para personas con diabetes, tanto insulinas como medicaciones orales (hipoglucemiantes orales). El Médico Diabetólogo evaluará en cada caso que será lo mejor para esa persona. Actualmente existen insulinas que son más eficaces en su acción, y combinadas con una alimentación ajustada al tratamiento intensificado de insulina, la persona con diabetes, bien estructurada, lleva una vida completamente saludable, con glucemias en valores normales.

También hay en el mercado, medicamentos que combinan nuevas drogas que son más eficientes en su acción. Cuando la persona comienza con resistencia a la insulina o intolerancia a la glucosa (pasos previos a la Diabetes), se combinan planes de actividad física + una buena alimentación + hipoglucemiantes orales de última generación, y la persona puede revertir su situación. El descenso sostenido y gradual de peso favorece el perfil glucémico (disminuye el azúcar en sangre).

Para saber si el tratamiento elegido es el indicado, y controlar si la persona lo está llevando correctamente, se toma un valor a través de un análisis de sangre que se llama Hemoglobina Glicosilada. Este valor refleja el promedio de glucemias de ocho semanas previas al momento del análisis. Según el valor dado el Médico Diabetólogo evaluará los pasos a seguir.

Según la Sociedad Argentina de Diabetes, existe evidencia suficiente que asocian el desarrollo de Diabetes con el aumento del tejido adiposo que va de la mano con el incremento de peso y el sedentarismo. Es decir, que una persona sedentaria con sobrepeso u obesidad y una masa grasa superior a lo esperado, tiene mayor posibilidad de desarrollar Diabetes.

Según la Sociedad Argentina de Nutrición, 9 de cada 10 personas con diabetes, tienen Diabetes Tipo II, la gran mayoría con sobrepeso u obesidad. Casi la mitad de los adultos con esta patología no lo saben, por esto es necesario realizarse chequeos anuales con un Médico Clínico y ante los síntomas antes nombrados consultar.

Según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, realizada en 2018, existe un aumento en la prevalencia de personas con Diabetes o Glucemia elevada. Se registró un aumento del 9,8% al 12,7% desde la edición anterior. Un aumento esperado por el creciente número en Obesidad.

Para realizar este informe obtuve información de las páginas oficiales de la Sociedad Argentina de Diabetes, Sociedad Argentina de Nutrición y de los Cursos de Posgrado que hice dictados por la Sociedad Argentina de Diabetes “De la Obesidad a la Diabetes” y “Diabetes: Genética e Inmunología”.

 

Victoria Silvina Arango.
Licenciada en Nutrición. MP 1553/2.